logo

Mal gobierno, su costo político

Viborianus

Victoriano Robles Cruz

Mal gobierno, su costo político

CJyFaMILIAvaticano2018Todos los ciudadanos debiéramos defender la cultura del trabajo, la transparencia en los recursos públicos y también estar convencidos de que la perpetuidad en los cargos públicos es uno de los males del sistema. Gobernar mal siempre tiene un alto costo político. La experiencia la hemos compartido, quienes estamos en Quintana Roo, en la primera ocasión con el desempeño de BB y ahora con el autodenominado gobierno del cambio. El hartazgo fue aprovechado por CJ en 2016, con una coalición de partidos, para despeñar al partido en el poder (PRI). El fenómeno ahora se repite. El costo político para él, para su gobierno y para la coalición de partidos PAN-PRD es enorme, por ese mal desempeño. El costo ha sido aprovechado por Morena. Parece… así seguirá para el siguiente proceso electoral.

Nos parece que el contenido de la columnilla pretende refrescar la memoria, para quienes nos alejamos de los ciudadanos, y, desde la distancia pretender implementar caprichos para satisfacer a la elite de poder, acorde a los intereses y privilegios de esa clase hegemónica o caciquil. ¿A los ciudadanos cuándo? La inexperiencia, muchas veces, no calcula bien sus tiempos políticos ni tampoco contemplan (prevén) lo difícil que podrían ser los restantes años del “gobierno del cambio”, que están por venir. La aceptación social, según los últimos resultados de las encuestas, ha decrecido terriblemente. Pero siendo realistas el costo de las acciones o inacciones políticas en realidad lo pagamos la mayoría. No solamente quien quiere gobernar. Asumir la responsabilidad y “el costo político” de una mala administración deviene de su responsabilidad y congruencia, del compromiso social. ¿Existirá?

En reciente gira por Felipe Carrillo Puerto unas profesoras quisieron abordar al gobernador, en sus intentos por la ciudad fracasaron, pero contumaces como son, lo persiguieron hasta la comunidad donde se tenía previsto otro acto, por más insistencia, solamente fueron escuchadas en su andar para subir al vehículo. Ellas nos comentan que este personaje ni tan siquiera tuvo la cortesía de detenerse y escucharlas, ni la mirada les concedió, allí caminando les participaron de sus dificultades laborales y de aquel sólo recibieron una cortante respuesta… “allí no tengo facultades”. Ni el apoyo para la gestoría ofreció, las profesoras terminaron indignadas y decepcionadas del gobernante. En tiempos de campaña bien que las escuchaba, bien que compartía momentos con ellas, bien que aportaba recursos para su promoción; sin embargo, ahora hasta olvidó la caballerosidad, la buena educación, el respeto para las damas. ¿Discriminación por ser profesoras? ¿No merecían una audiencia?

Su credibilidad se ha desmoronado no por cuestiones de la enorme deuda económica o las vicisitudes de sus viajes, sino, más básico, por la falta de respuesta política a los problemas y la inconsecuencia de su administración. Las supuestas sanciones a personajes de la pasada administración no rinden ni compensan en la balanza el irregular desempeño. ¿Sí algo no funciona por qué no cambiar de método de estrategia, de política?

También vemos mucha congruencia desde el aparato encargado de la procuración de justicia, pues desconocemos sí cuando preside las conferencias de prensa las realiza a broma o de plano el impudor es mayúsculo. Pareciera el funcionario más semejante con su patrón. Reciente respuesta ante la ejecución del camarógrafo Javier Rodríguez Valladares causó sorpresa, estupor, por la genialidad del distinguido burócrata al descartar que su muerte sea "un ataque directo a la libertad de expresión" porque, según él, el camarógrafo estaba fuera de su horario laboral y no portaba uniforme. Así de sesudas son las conclusiones de este tipejo encargado de la procuración de justicia en Quintana Roo.

Asumimos que, con esa estulticia que asume sus tareas de informar, ahora hasta para dormir debemos de tatuarnos el uniforme laboral en el cuerpo, para evitar las anulaciones del Fiscal General Miguel Ángel Pech Cen. ¿Dónde deposita la respectiva investigación de los profesionales de la dependencia? Con ese frágil actuar descontinúa y desecha también los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez, imparcialidad, lealtad, confidencialidad, transparencia, responsabilidad de la norma institucional. Qué feo debe ser tener como colaborador a un personaje tan pazguato como ese Fiscal General.

En ocasiones, otros profesionales nos cuestionan por la inamovilidad del “gabinete del cambio”, a pesar de las garrafales inconsistencias, con delicadeza respondemos que es por la congruencia. Sí lo que quieres es que no haya resultados para qué los cambias. Jaime Luciano Balmes (1810-1848) un distinguido filósofo y sacerdote español, nos decía: “Los hombres grandes son sencillos, los mediocres ampulosos”. Somos lo que hacemos, no lo que pensamos ni lo que sentimos. ¡Similar al “chaparro” y capulina! Amigos y lectores, la sociedad no se equivoca. ConferenciaFiscal2018

Viboritasa) Ha trascendido que el anuncio del Fiscal General por la detención de un presunto ejecutor del camarógrafo Javier Rodríguez Valladares, ha sido otro falso mensaje, parece otro “chivo expiatorio”, puesto que un video documenta la presencia en su domicilio del detenido. Que horrible y espantoso borregazo, increíble que prevalezca las confidencias antes que las profesionales investigaciones. Estos síntomas definen muy claramente la personalidad de los autores de esas noticias falsas. ¿será cierto? ¡Desnuda el desempeño del Fiscal!

b) P.- ¿Cuál es el papel que usted desempeña ahora? R: Despertar conciencias, nada más. Si hoy, todos, de todos los niveles sociales, universitarios, académicos, obreros, campesinos, jornaleros, agricultores, empresarios, si empezamos por despertar conciencias, primero dentro de nuestras casas, luego en nuestros lugares de trabajo, en nuestras escuelas, en nuestras colonias, calles, con vecinos, compadres, familiares, amigos, va a llegar un momento en que no tengamos que vender nuestra alma al diablo, si queremos vivir bien o vivir en una nación en paz”. José Manuel Mireles Valverde.

PD.- “El éxito no está en vencer siempre sino en no desanimarse nunca”. Napoleón Bonaparte (1769-1821) militar y gobernante francés. 

PD.- Los Ciberataques para evitar la difusión de la crítica al desempeño público comenzaron el jueves pasado. Como gato boca arriba nos protegemos, pero visite viborianus.com, desde allí intentaremos sobrevivir.

www.facebook.com/viborianuscolumna

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@viborianus   

www.viborianus.com

Imprimir Correo electrónico

Todos los derechos reservados a Viborianus. 2011
El logotipo y el nombre Viborianus son marcas registradas
Viborianus.com

Give your website a premium touchup with these free WordPress themes using responsive design, seo friendly designs www.bigtheme.net/wordpress