logo

Ciudadanos sí valoran el desempeño

Viborianus

Victoriano Robles Cruz

Ciudadanos sí valoran el desempeño

GabineteCJGonzalez2018¿Cómo cubrir con la misión del gobierno?, ¿cómo cumplir con los objetivos?, cualquiera que éste sea. Los cánones nos prescriben que debe ser mediante procesos de negocios perfectamente determinados y alineados a una estrategia, y ésta, diseñada para aprovechar al máximo los recursos existentes, dentro de la organización, y así poder generar mejores resultados. Debiera decir mejores utilidades, pero en la gobernanza no se buscan utilidades sino resultados y estos califican el desempeño. Un gobierno de resultado siempre será muy bien evaluado por los ciudadanos. Además, el orden permite visualizar dónde están las debilidades para su fortalecimiento. ¡Para su mejoramiento!

El ejercicio para buscar medir el desempeño de los organismos públicos, obviamente, es para determinar si están o no haciendo un buen trabajo. Medir el desempeño nos ofrece las alternativas para conocer las distintas valoraciones entre lo propuesto y lo alcanzado. Es otra forma de medir qué tanto nos estamos aproximando a las exigencias ciudadanas. El cumplimiento con las pretensiones ciudadanas es el principal objetivo de una empresa de gobierno, un organismo sin fines de lucro, pero que cuente con las evidencias metodológicas sobre la efectividad de sus programas de gobierno. Estas demostraciones son los resultados. ¡Todos queremos ver resultados!

Cuando hay resultados nadie puede negar el reconocimiento al buen desempeño. Además, a) administrativamente se puede reconocer el lugar que merece un mejor esfuerzo, otro apuntalamiento, la necesidad de una mejora. b) Estimula a otras áreas el rendimiento eficiente de las mejor clasificadas, genera competitividad. c) Nos ofrece los indicadores para informar a los ciudadanos, empresarios y organismos externos, del desempeño interno de la administración. d) contribuye con la gestión de recursos para continuar mejorando el bienestar de los ciudadanos. ¿Quién puede negarle el reconocimiento para una gobernanza eficiente y con resultados?

Es moda ciudadana, ahora inmersa en los avances tecnológicos, el dispositivo que la mayoría de mexicanos y quintanarroenses portamos, desde el celular, la tableta o bien la computadora, todos estos instrumentos han generado una comunicación nunca antes vista y ha modificado las costumbres, las tendencias de los mercados; al igual ha permitido conocer el desempeño de sus servidores públicos. Ya todos los ciudadanos en todo el mundo están midiendo el desempeño de sus encargados en las administraciones públicas. Y estas mediciones pueden tener diferentes utilidades públicas. ¿Cómo pretenden engañar los servidores públicos a los ciudadanos ahora?

Recientemente, en el pasado 1 de julio, los ciudadanos nos dieron una muestra del conocimiento de los aspirantes, de sus mentiras, falacias, pues el ofrecimiento como candidato no correspondía con el desempeño como servidor público. Allí con su voto, ellos calificaron la calidad no tanto del partido como del individuo; pero de lo que si estaban seguros era de que no querían repetir con los mismos -partidos y ciudadanos-, a quienes les ofrecieron su decisión en el pasado proceso electoral anterior al 1 de julio de 2018. Allí los ciudadanos valoraron el desempeño de esa parte de los servidores públicos que buscaban otra oportunidad. ¡Los clásicos saltimbanquis!

En Quintana Roo, el desempeño de la “administración del cambio” ha quedado a deber. El reparto del botín entre las fracciones partidarias de la alianza triunfadora en 2016, nunca permitió un orden para instrumentar un cumplimiento con los ofrecimientos ni apegarse a un plan de forma ortodoxa para procurar resultados. La ciudadanía percibe peores momentos de corrupción ahora que con la administración pasada. Y solamente los beneficiarios de esa corrupción ofrecen generosas justificaciones para esta gobernanza. El tiempo es un factor en favor del gobierno, aún pueden recurrir al talento a la sensatez y dar un golpe de timón, para enderezar la nave a la deriva. Desconocemos si haya esa cualidad entre la burbuja del poder para reiniciar acciones.

Lo que sí es una realidad es que nos encontramos con un grupo de burócratas dirigiendo los destinos de los diferentes organismos de la administración estatal con un grave desconocimiento de la realidad. Por donde se le busque las debilidades afloran, si alguna vez trabajaron en la burocracia, lo hicieron en otro entorno, muy diferente, por coincidencia la mayoría en Puebla, en las cercanías de Moreno Valle. Otros con un evidente desconocimiento de la norma burocrática, así actúan contra los trabajadores, de una manera prepotente e ilegítima provocándolos con la intencionalidad de cerrar el capítulo con el inminente despido. Para quienes proceden de la iniciativa privada, peor tantito, pues su conducta se aproxima más al desenfreno que a la construcción de un equipo de trabajo. Pareciera que los salarios salen de su bolsillo y no del erario, de los contribuyentes. Olvidan o desconocen que su servicio es público y que sus salarios también provienen de los contribuyentes.

Entre los directivos de esa barcaza a la deriva, sin timonel, sin intenciones, sin propósitos, aún encontramos coincidencias de que las cosas no se están haciendo bien, pero callan. Los temores surcan por que el fuego amigo es pernicioso e insano, se dan entre ellos, peor que la campaña difamatoria contra los enemigos del sexenio anterior. ¡El miedo no anda en burro! El reto está vigente: ¿Cuándo institucionalizaran las tareas para cumplir objetivos y metas? ¡Porque su desempeño ya ha sido evaluado por los ciudadanos y fueron reprobados! ¿Qué mentiritas dirán ahora en septiembre con motivo del segundo informe?evaluardesempeño2018

PD.- “Si el desempeño se queda corto ante las expectativas, el cliente queda insatisfecho. Si el desempeño coincide con las expectativas, el cliente queda satisfecho. Si el desempeño excede a las expectativas, el cliente queda muy satisfecho y encantado”. Philip Kotler (1931- ) economista y especialista en mercadeo estadunidense.

PD.- "Un tonto siempre encuentra otro más tonto que le admire”. Niels Bohr (1885-1962) físico danés que realizó contribuciones fundamentales para la comprensión de la estructura del átomo y la mecánica cuántica.

www.facebook.com/viborianuscolumna

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@viborianus   

www.viborianus.com

Imprimir Correo electrónico

Todos los derechos reservados a Viborianus. 2011
El logotipo y el nombre Viborianus son marcas registradas
Viborianus.com

Give your website a premium touchup with these free WordPress themes using responsive design, seo friendly designs www.bigtheme.net/wordpress