logo

F.C.P., otro purgatorio en Quintana Roo.

Viborianus

Victoriano Robles Cruz

F.C.P., otro purgatorio en Quintana Roo. JOSÉSQUIVELNARCOMENSAJE2019

¡No!, colegas, amigos y lectores. Quintana Roo no se jodió con la pérdida de la zona limítrofe en 1997, por la siniestra adjudicación campechana de 4 mil 500 kilómetros cuadrados de nuestro territorio. Tampoco, nuestra entidad, se jodió con la rapiña y saqueó de los gobiernos priistas. Ni con el último quinquenio, que rompe inútilmente la cabeza del gobernante del “gobierno del cambio”. Bueno, ni el huracán Janet en 1955. La descomposición de Quintana Roo comenzó, ha sido más próxima, en 2016, con la llegada de Carlos Joaquín, con el autodenominado “gobierno del cambio”. Desde esta gestión, la putrefacción ha escalado limites insospechables, no solamente para el ámbito nacional, sino también en el internacional. Y éste proceso de descomposición aún sigue en caída libre… ¿cuándo tocará fondo? ¡Nadie lo sabe, ni se atreven a predecir!  

Y mientras en algunas regiones, los quintanarroenses, viven en el infierno, como son los principales nichos turísticos: Cancún, Playa del Carmen y Tulum. ¿por qué Cozumel no? Por los diferentes factores delincuenciales, con promedios altísimos de ejecuciones, de extorsiones, de robos en sus diferentes modalidades, y otras tipologías delictivas. Y sin ser agoreros de las calamidades apocalípticas, en realidad, no vemos acciones de prevención, las correspondientes a seguridad pública; ni las correctivas que debieran ser proporcionadas en el ámbito de la fiscalía. ¡No hay prevención, pero si impunidad!

En una de las ciudades, antes tranquilita, la capital de Felipe Carrillo Puerto, lugar de paso para quienes vamos de la capital quintanarroense hacia los nichos turísticos y, quienes vienen desde esos lugares a realizar trámites burocráticos a Chetumal; ahora, con la llegada de un emisario del “gobierno del cambio”, afín al gobernante, el “ilustre” José Esquivel Vargas, quien obliga a sus gobernados que le llamen Chac Me´ex (barba roja). También allí, las peñas que sufren los ciudadanos son equivalentes a las del infierno, por eso la denominación de purgatorio, como atinadamente titulan quienes sufren las calamidades del alcaldeJOSÉSQUIVELVIOLALEYELECTORAL2019

Cualquier ciudadano de esa ciudad, nos describe cómo la delincuencia se ha apoderado de la Zona Maya, desde la llegada de José Esquivel como presidente municipal. Las cifras no mienten, según estadísticas de Seguridad Pública, son 8 (ocho) los robos a casa habitación, en promedio, los fines de semana, Sin faltar las novedosas balaceras y los mensajes con narcomantas. La quema de locales por el cobro de “Derecho de piso”. Los escándalos maritales, tanto públicos como en privado, tampoco son nuevos, y lo tienen bien documentados los ciudadanos, pues nos recuerdan del incidente en Playa del Carmen, un fin de año, José Esquivel, fue detenido por propinarle una golpiza tanto a su pareja como su madre, quien entonces era su esposa; sólo con la ayuda de Roberto Borge y del Propio Félix González recobro su libertad, y tan campante como si no hubiera pasado nada. JOSÉESQUIVELDUBAI2019

Nos afirman, nuestros confidentes, del estilo peculiar de gobernar de José Esquivel, pues, no respeta a nadie por eso nadie lo respeta a él, la clase de socios con la que se rodeó para financiar su campaña, ha sido muy cuestionada, por propios y extraños. A sus detractores y adversarios, un día los amenaza con mandarles a los del “cobro de piso” y el otro también, la gente vive aterrorizada, pues no sólo son amenazas para empresarios, sino también les queman sus vehículos y sus negocios. Muchos carrilloportense se preguntan: ¿Qué clase de autoridad tenemos? Algunos nos comentan de cierta bipolaridad. Pero lo que más trasciende son los problemas conyugales, y consideran que, por ello, descuida la seguridad de los habitantes de la zona maya. Aunque también nos comentan de cierta complicidad con los grupos delictivos de esa región municipal. Si él no los puede castigar, los pone en manos de sus verdugos. Las deudas las pagan en el purgatorio los carrilloportenses. ¿Cuantos pecados habrán cometidos para vivir en el purgatorio?

PD.- “Dichoso el que no ha conocido nunca el sabor de la fama; el tenerla es un purgatorio; perderla, un infierno”. Edward Bulwer-Lytton (1803-1873), novelista, dramaturgo y político británico.

www.facebook.com/viborianuscolumna

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@viborianus   

www.viborianus.com

Imprimir Correo electrónico

Todos los derechos reservados a Viborianus. 2011
El logotipo y el nombre Viborianus son marcas registradas
Viborianus.com

Give your website a premium touchup with these free WordPress themes using responsive design, seo friendly designs www.bigtheme.net/wordpress