logo

Abusivos usos del poder.

Viborianus

Victoriano Robles Cruz

Abusivos usos del poder. FELIPEORNELASPIÑON2019

Ante la inexistencia de una estrategia de comunicación social, digital y redes sociales, para el “gobierno del cambio”. Y la secuencia de torpezas por inexperiencia, soberbia y seria corrupción, entre los miembros de este gabinete. Pues ha generado desesperación y desorden en algunos soplanucasquienes toman atribuciones déspotas, opresoras y tiranas, en contra de reporteros y periodistas para amedrentarlos cobardemente. Abusan del poder sin consentimiento de las normas básicas de la comunicación. ¡Atemorizándolos para no publicar la realidad!

Obviamente, confirma, por una parte, la irrefutable ausencia de resultados comprometidos, la decadencia en la aceptación ciudadana y la categórica pérdida de credibilidadYa nadie cree en la información del gobierno transmitida por los medios oficiales, franquiciados, y cooptados, por convenio o por evento, con simpática generosidad económica. Pero, también revalida la penuria, en el uso del arte de la política, para logar consensos. Porque las amenazas y reproches, las intimidaciones y chantajes, los desafíos y abusos de poder, usados para quienes dicen la verdad o realidad, no son los recomendables en el argot político; pues, no es el mejor método para reducir el desmedido retroceso.

Revisándolo bien, sin mucha ciencia política, pero sí con algo del sentido común, podemos deducir o consumar, que la culpa no es de los reporteros ni periodistas. Ellos simplemente trasladan la información, sea de la sociedad o del gobierno, lo más próximo a la realidad. No es el mensajero, él del pecado o tropiezo, sino simplemente un trasmisor en la cadena de suministro de la información. Las torpezas sí las trasmiten reporteros y periodistas, con gran realismo. Nos consta la formalidad de varios de ellos.

Esa es una tarea con responsabilidad social. Pero, aún necesitamos mayor profesionalismo, para poder dar un mejor sentido, a esa información fragmentada proveniente del aparato de gobierno. Una información que integre a nuestra sociedad, con descripciones profesionales de los hechos, de los acontecimientos, son cada día necesarias e indispensables. Ciertamente, la narrativa de hechos, por varios periodistas quintanarroenses, consigna mucha seriedad profesional, por eso disgusta e incómoda al “gobierno del cambio”. También los hay de servidumbre o de subordinación al poder.

No se puede alivianar, ni cambiar, el descontrol de la administración sin resultados tangibles por los responsables del gabinete. Tampoco sería serio, ni honesto, responsabilizar de todos las torpezas y desatinos al titular del ejecutivo. Pero en el balance de la sociedad, ya nadie cree en la información que vierten desde aparato de poder gubernamental. Porque nadie acierta con la información de hechos, sino que inventan y simulan actos y sucesos difícil de verificar. Mienten, y cuando no sucede la mentira, privilegian la inexactitud para crear confusión entre los ciudadanos.

Los resultados no se ven, ni pueden vislumbrarlos quienes reclaman a reporteros y periodistas. Quienes emiten los reclamos a reporteros y periodistas, no pueden emitir testimonios para contradecir la narrativa de reporteros y periodistas, quedan desarmados cuando les exigen que desmientan o rebatan las cifras oficiales de los indicadores de los índices delictivos del secretariado ejecutivo del sistema nacional de seguridad pública. Ciertamente desde el poder se realizan muchas perfidias, ¿por qué contra periodistas y reporteros? ¿Será que con las amenazas se oculta la verdad?

Curioso resulta, pero también constituye una falta de respeto para los reporteros y periodistas, que desde las mismas oficinas del “gobierno del cambio”, prosigan con la línea de denostar al gremio, para pedirles se apeguen a la línea oficial de los boletines de la coordinación general de comunicación social. En una columnilla ya habíamos señalado a la fuente emisora de los mensajeros contra los trabajadores de medios informativos. Desde las mismas oficinas de Felipe Ornelas Piñón, coordinador de asesores, operan contra el periodista. Pues desde allí repiquetean, de nuevo, con mensajes amenazadores para los colegas de los medios, criticando la objetividad de su trabajo periodístico. ¿Por qué hacer lo más fácil: explotar el abuso del poder para ocultar la información real o verídica?

¿Por qué la intolerancia contra los periodistas y reporteros? ¿Por qué no la intolerancia contra la ineficiencia, contra los malos resultados, contra los índices delictivos, contra la corrupción, contra el cotidiano baño de sangre?, entre otras graves debilidades del “gobierno del cambio”.

PD.- “El periodismo es “el único instrumento capaz de formar ciudadanos”. El periodismo aporta contexto, comprobación y ofrece información, no la mera noticia. "Eso hay que hacerlo con instrumentos profesionales”. Soledad Gallego-Díaz directora de EL PAÍS.

www.facebook.com/viborianuscolumna

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@viborianus   

www.viborianus.com

Imprimir Correo electrónico

Todos los derechos reservados a Viborianus. 2011
El logotipo y el nombre Viborianus son marcas registradas
Viborianus.com

Give your website a premium touchup with these free WordPress themes using responsive design, seo friendly designs www.bigtheme.net/wordpress