logo

¿Quién dice que no se puede?

Viborianus

Victoriano Robles Cruz

¿Quién dice que no se puede? CJ-SALAAEPTO2019

Ayer, por la noche, luego de las 21 horas, llegó a la redacción de viborianus una imagen del gobernador de Quintana Roo, la fotografía fue ejecutada en la sala de espera del aeropuerto de Chetumal. En ella se vislumbra la imagen del servidor público muy seria y solitaria en espera del respectivo vuelo para salir con destino a la ciudad de México. Nos advierten, algunos burócratas, que últimamente está viajando a la Ciudad de México en los vuelos comerciales. Así también nos reportan chetumaleños que han coincidido en los mismos vuelos.

Revisando la imagen, ésta nos ofrece varias interpretaciones. Las fotografías tienen un poder tremendo para comunicar información. La manera cómo se leen juega un papel fundamental en la información que recibimos o trasmite por su propia naturaleza. Una fotografía siempre se compone por una serie de elementos de los que se desprende información. Estos elementos incluyen la composición, el momento, el contexto y el punto focal; y pueden ser afectados de manera directa por el fotógrafo.

La fila de asientos en esa sala de espera agrupa cuatro lugares para los viajeros. En la fila donde se ubica el personaje en cuestión está solitaria. No hay otra persona sentada cerca de él. ¡Está sólo! La distancia y soledad del viajero es a todas luces fundamental y la expresión seria, adusta; no admite relajación. Sus manos juntas entre las piernas. ¿Qué estaría pensando? Se pregunta otro colega. Pudiera decirse que ofrece preocupación, inquietud e impaciencia. Ciertamente, para cualquier personaje siempre los viajes ofrecen nerviosismo, incomodidad, hasta molestia. Quien teclea siempre se pone nervioso desde el día anterior al viaje. Una respuesta orgánica natural, al menos así creemos.

Nos afirman que recientemente utiliza los vuelos comerciales para desplazarse a la Ciudad de México. A la mayoría de los internautas, con los cuales compartimos la imagen, les parece sorpresivo este tipo de viajes del gobernante, quizá por la poca frecuencia de los viajes de Chetumal a México, y él prefiere salir por el aeropuerto de Cancún, el cual provee de un sinfín de vuelos al mismo lugar. Otro factor puede ser la escasa participación de la oficina de comunicación social del gobierno del cambio que descuida estos detalles informativos. El testimonio fotográfico siempre ayuda a la comunicación con los ciudadanos.

También otros internautas mencionaron las diferencias obvias, desde luego, por la jerarquía y distancia, entre el presidente de la república y el gobernador de Quintana Roo. El mandatario federal nunca podría estar solito en la sala de ningún aeropuerto, las simpatías de la población provocan un alud de personas a su alrededor, que dificulta su desplazamiento, por las salas de espera concerniente, hasta para el alineamiento de sus ideas para el siguiente destino. Vemos la espontaneidad de los pasajeros para acercarse a él y tomarse una selfie para el recuerdo de haber coincidido con el mandatario de la nación en cualquier sala de espera de aeropuerto. ¡Si hay diferencia!

Pero por sobre todo, nuestros escasos contactos se soltaron anoche, luego de recibir la imagen de Carlos Joaquín, en el aeropuerto; y vertieron sus comentarios alentadores, las coincidencias precisan, que: sí puede ser como el común de los viajeros. Al gobernante le corresponde asumir una conducta similar a la de los ciudadanos, al del común de la población. Quizá no sea la Amlofilia, como nos sugería otro internauta, pero el ejemplo presidencial puede ser imitado por los gobernantes de todo el país. En momentos de dificultades económicas la racionalidad debe imperar por encima de los placeres.

Ojalá y sigamos observando en el comportamiento del gobernante de Quintana Roo, estas actividades, con un mejor sentido común, con la lógica predominante entre la población. Coincidimos, todos queremos que los gobernantes sean de “carne y hueso” como la mayoría de la población. Abandonar comportamientos burgueses es un buen comienzo, salir y abandonar el florido “fifi”, esa expresión coloquial del presidente para rotular, más que a un grupo social una conducta, de quienes, en su escasez infantil y juvenil luego asumen como respuesta esa conducta. Buen principio: ¿Quién dice que no se puede?

NR.- Este día miércoles (27/02/2019), ciertamente, viajó el gobernador de Quintana Roo, en vuelo comercial de la empresa Interjet, con código AIJ2545, el cual partió a las 10:31 de la mañana de Chetumal.

PD.- “Nunca he podido concebir cómo un ser racional podría perseguir la felicidad ejerciendo el poder sobre otros”. Thomas Jefferson (1743-1826). Tercer presidente de los Estados Unidos.

www.facebook.com/viborianuscolumna

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@viborianus   

www.viborianus.com

Imprimir Correo electrónico

Todos los derechos reservados a Viborianus. 2011
El logotipo y el nombre Viborianus son marcas registradas
Viborianus.com

Give your website a premium touchup with these free WordPress themes using responsive design, seo friendly designs www.bigtheme.net/wordpress