Espectáculo de la especulación e indiferencia.

Publicado en Noticias

Viborianus

Victoriano Robles Cruz

Espectáculo de la especulación e indiferencia. MORENOVALLEERIKAALONZO

Ayer por la tardecita, luego de la tragedia en las familias Moreno y Alonzo, por el desplome e incendio de la aeronave en la cual viajaban la pareja Rafael Moreno Valle y Martha Erika Alonzo, al renviar información relativa al incidente, algunos receptores de la información nos pedían menos mensajes de dolor por la proximidad de la Noche Buena. Y, tienen razón, ese espectáculo de la política debe reservarse para otros momentos menos tradicionales dentro de nuestras costumbres religiosas y paganas.

Pero con nuestro reproche y las condolencia para las familias poblanas, por este suceso, e independientemente de la coincidencia fatal; aún con las diversas lecturas del suceso, de las opiniones de analistas profesionales, de la información oficial nacional, de otros personajes públicos considerados moderados y sin filias y fobias políticas; nos es difícil emitir una opinión aproximada a una causal posible y sincera de esa realidad, de ese ineludible suceso.

No tendríamos los suficientes elementos informativos y técnicos como para compartir una causal de la tragedia. Ni es costumbre, ni es la forma con la cual quisiéramos seducirlos o inducirlos, ¡no!, también la columnilla intenta un ejercicio aproximado a la hipótesis del espectáculo. No percibimos flojedad al hecho, por el contrario, se ha generado toda una distracción política enorme previo a la Noche Buena y a la Navidad.

Sin embargo, circula por los diferentes medios masivos de la comunicación, en redes sociales, todo unespectáculo de la competencia por la especulación. Sí, sobre el hacer conjeturas sobre algo sin el conocimiento suficiente. Contextualizando, la especulación funciona mejor en las operaciones comerciales o financieras, con el propósito de obtener beneficios aprovechando las variaciones de los precios o de los cambios. Pero con la tragedia de dos políticos, hasta los más mesurados, han caído en la indiferencia para con los miembros de la tripulación: Roberto Cope Obregón y  Marco Antonio Taber y del asistente del Senador Héctor Baltazar Mendoza. Como si el espectáculo de la tragedia de estos personajes de la política dejara de ser un hecho real ante la indiferencia para los otros seres, los de la tripulación, en la aberrante noticia. Un actuar muy despreciable, hasta de muchos medios de comunicación.

Quizá también esta columnilla abone en el mismo sentido –de la especulación-, pero utilizando en nuestra argumentación, en nuestra hipótesis, los antecedentes históricos de sucesos similares. Porque cualquier individuo o persona que cuestionemos sobre el suceso nos remite al clásico “crimen de estado”. “Esa fue una acción del gobierno”, es la expresión o muletilla más utilizada por ahora. Como un factor en el análisis no pude quedar al margen esta probable opción. Entendiendo… la “Responsabilidad del Estado por hechos internacionalmente ilícitos”, en el cual, se describe un hecho del Estado como el comportamiento de todo órgano de este, sin importar su posición, tanto si pertenece al gobierno central como a una división territorial del Estado.

Una pregunta alinea en el sentido de nuestra hipótesis cercana con la de la clásica especulación: ¿Quién o quiénes pueden tener la gran capacidad o el manejo de los aparatos del Estado para construir un probable atentado de esa categoría? Allí nos refugiaríamos en la oferta 5 de Don Alfredo Jalife Rahme: “Es el estilo Salinas y/o Calderón o los dos juntos Buscan desestabilizar y balcanizar a México”. Esa consideración responde con gran apego a la pregunta, es la que más se aproxima. Pero, aún así, la columnilla no quiere abonar en ese sentido.

Revisándolo por el lado de los pilotos. Las capacidades de los miembros de la tripulación no están en entredicho, fueron muy profesionales en su desempeño laboral, muy capacitados y actualizados en el manejo de estos aparatos. Toda su vida dedicada al trabajo aeronáutico, hasta 2010 fue piloto de la empresa mexicana de aviación. CertificabaCope Obregón, además, en las cuestiones de seguridad aérea para la mitigación de posibles riesgos. En sí, cumplían con todos los requerimientos normativos y físicos para conducir el helicóptero Augusta modelo A-109. Este factor también se alinea en el camino de la línea accidental.

Las condiciones atmosféricas eran ideales para el programado viaje. El trayecto del recorrido no presentaba algún riesgo o algún conflicto.

Franklin Delano Roosevelt (1882-1945), aquel político y abogado, el 32º presidente de Estados Unidos, nos dejó de herencia esta expresión: “En política, nada sucede por accidente. Si sucede, puede apostar que fue planeado de esa manera”. Desgraciadamente, la historia política en el mundo así se ha comportado, y, en nuestro país los políticos PRI-AN nunca fueron insensibles con estas prácticas. Los mexicanos somos muy perceptivos con estas costumbres políticas y nos provocan la especulación, sobre estos tipos de atentados.

Cuesta, genera dificultad, creer hasta en los accidentes, por muy naturales que pudieran ser. Esta madrugada en charla con un empresario del campo, nos atrevimos a preguntarle su opinión sobre el incidente poblano y nos respondió: Aunque fuera un real accidente pocos podemos creer que así fue. En los años recientes se confirman estos mensajes del mundo de la perversidad política, en marzo 23 de 1994 fue Luis Donaldo Colosio asesinado por otro sicario oficial.

Durante la gobernanza de Felipe Calderón los “accidentes aéreos” destruyeron varias vidas políticas. El 11 de noviembre de 2011 falleció el ex secretario de Gobernación y panista, José Francisco Blake Mora por un accidente aéreo. El 4 de noviembre de 2008, también en un accidente aéreo, perdió la vida, el panistaJuan Camilo Mouriño.

Ayer lunes por la noche el Secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, informó en conferencia de prensa que la aeronave en la cual viajaban Moreno Valle y Martha Erika Alonso, se desplomó 10 minutos después de haber despejado, en el municipio Coronango, Puebla, debido a una falla mecánica. La pregunta es inmediata: ¿Cómo una autoridad de esa jerarquía puede emitir una causal así, si no existe un peritaje profesional de aeronáutica civil?, la entidad responsable de las investigaciones. ¿Desliz o ese funcionario sabe algo que nosotros desconocemos?

No es concebible una sociedad y ni una economía sin la tradicional especulación, así es el racional comportamiento de quienes quieren obtener una máxima de beneficios, con el aprovechamiento delespectáculo montado para ganar directamente o dañar. El objetivo al final es el mismo ganan haciendo daño, obtienen beneficios desprestigiando al adversario. Ahora el comportamiento de los emisarios está cumpliendo la función debida en los receptores. Todos especulamos y nos mostramos indiferente ante el crimen en nuestro contexto, de cualquier tipología. Si lo que deseamos es alcanzar una sociedad más justa y desarrollada, el desafío es generar mejores condiciones para la competencia y la libertad, y no lo contrario.

PD.- “Habitamos un mundo al revés por la sencilla razón de que es un mundo que recompensa la especulación y castiga el trabajo. Entonces es un mundo al revés porque recompensa al revés, recompensa lo que debería castigar y castiga lo que debería recompensar”. Eduardo Galeano (1940-2015) Periodista y escritor uruguayo.

www.facebook.com/viborianuscolumna

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

@viborianus   

www.viborianus.com

Imprimir